Siguenos en Facebook Twitter Instagram Google+
Ir al carrito

Carrito: 0,00 €

BLOG

Iniciarse en el crochet

04-05-2018

Técnica: Crochet



Una de las ventajas del crochet es que es una técnica que requiere muy poca inversión en cuanto a materiales. Al menos a la hora de comenzar es suficiente con que dispongas de un poco de lana y el ganchillo indicado para esa lana. Cuando ya quieres dar el siguiente paso y tejer en varios grosores o iniciarte con los amigurumis necesitarás un par de herramientas más, pero en general son pocas cosas a tener en cuenta.

Aquí te hacemos un breve resumen de los materiales más utilizados y para qué sirven.


Lo primero son las agujas de crochet o ganchillos. Generalmente están hechos de 3 materiales diferentes en función del grosor. Las de acero se utilizan para tejer lanas muy finas. Las que vendemos nosotros son concretamente de 0.75 a 1.75 mm. Las de aluminio son para lanas de grosor intermedio, en nuestro caso de 2 a 5 mm.



Para las lanas gruesas generalmente se usan los ganchillos de madera, los nuestros los podéis encontrar de 5,5 a 10 mm.



Estas numeraciones en mm corresponden al grosor de la lana que viene indicado en las instrucciones de la misma. Según el grosor de la lana que utilices necesitarás ese mismo grosor de ganchillo.




Además de estos tipos de agujas existen otras con mango ergonómico muchísimo más cómodas de utilizar, ya que el mango es gruesecito y de un material agradable que hace que te descanse más la mano, especialmente si vas a pasar horas tejiendo. En nuestra tienda podéis encontrar el set Drops Pro Circus que recoge 9 grosores diferentes de ganchillos, de 2 a 6 mm y que recomendamos especialmente.



Otra herramienta que veréis en ocasiones son los marcadores de puntos. Se trata de unos pequeños ganchos de plástico que sirven para marcar puntos. 



Sobretodo se utilizan para tejer amigurumis o tejidos circulares, ya que se suele trabajar en espiral y los marcadores nos ayudan a saber donde comienza cada vuelta y a contar las vueltas fácilmente. 



No es necesario comprarlos si estás comenzando ya que nosotros siempre te enviamos uno con cada pedido para que puedas utilizarlos. Pero si más adelante tienes varios proyectos empezados si que te irá muy bien tener una bolsita porque necesitarás más seguro. Además, como son tan pequeños,  siempre hay alguno que se pierde y nunca va mal tener de repuesto.


Para acabar obviamente necesitaremos tener unas tijeras y una aguja lanera para rematar los trabajos y esconder los hilos. Yo utilizo una simple aguja de cabeza redonda con el agujero grandecito para que sirva también para lanas gruesas.



En cuanto a las lanas, en el mercado las hay de todos los grosores y texturas. Para empezar con el crochet yo siempre recomiendo una lana gruesa y compacta, que no se separen fácilmente las hebras para poder tejer cómodamente. En nuestra tienda tenéis dos opciones que me parecen fantásticas por calidad-precio y porque cumplen estas características. Son Drops Alaska y Drops Eskimo. Realmente son unas lanas a un precio estupendo y geniales para aprender a tejer, prácticamente se tejen solas.




Si tenéis cualquier duda o consulta podéis escribirnos un comentario. No olvidéis registraros y muchas gracias!.


Nos vemos en la siguiente entrada,



La Borda del Crochet.


TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...
COMENTARIOS

Queda abierto el hilo de comentarios en esta entrada.

Regístrate para poder comentar en el Blog.

Blog - Iniciarse en el crochet | La Borda del Crochet

CONTACTO